Pesadilla en la Calle Elm

Una visita al set de filmación de Pesadilla en la Calle Elm

Pesadilla en la Calle Elm
Un enviado especial de MSN recorrió el set de filmación
en Chicago de "Pesadilla en la Calle Elm", el regreso cinematográfico de Freddy Krueger.
Esta es la crónica de un paseo por las entrañas del terror.
 
por Sebastián Tabany

El viernes 19 de junio de 2009 la van llegó a Chicago Studio City en una zona de almacenes de las afueras de la ciudad. Ese día hacía calor y en todos los decorados los técnicos transpiraban aun vestidos con bermudas y remeras de mangas cortas.

En la oficina de Patrick Lumb, el diseñador de producción había aire acondicionado.  Su escritorio con una Mac y un iPhone enchufado a la computadora estaban rodeados de fotografías y fotocopias en las cuatro paredes. La primera impresión era de caos, pero una mejor  vista revelaba que cada fotografía estaba acomodada bajo un título: “Aula”, “Casa de Nancy”, “Fiesta”, “Casa de Marcus”, “La cueva de Freddy”, “La Caldera”.

Bajo cada columna no solo se veía el diseño de cada escenografía (y se podía adivinar apenas de que se trataba alguna escena) sino que además había fotos de referencia de libros o cuadros de pintores.

“Para la cueva de Freddy me base en Goya, especialmente el cuadro ‘Saturno comiéndose a sus hijos’ por lo terrorífico, el uso de la luz y bueno, porque Freddy asesina niños”.  Desde el primer momento se ve que Patrick se tomó en serio su trabajo, aun tratándose de la reinvención de “Pesadilla en lo Profundo de la Noche”, una de las películas iconos del terror de la historia.

“Sí, esta ‘Pesadilla’ es más realista. Freddy fue tornándose cada vez más una burla de sí mismo, pero  nuestra idea es volver al terror de la primera. Que tengas miedo de Freddy, no que sea un compañero de curso que hace chistes”.

La escena es clásica de una película de terror. Jesse (Thomas Dekker) encuentra a su novia Kris (Katie Cassidy) muerta en la cama, asesinada por Freddy mientras ella dormía; intenta reanimarla y sale corriendo espantado.  Se tropieza en el camino, Dos cámaras toman la huida, uno en un plano medio  y otro el detalle de los pies del actor.

Dekker no es ajeno al cine de terror, de hecho, “es mi genero preferido. Tenía seis años cuando actué en ‘El Pueblo de Los Condenados’ (Village of the Damned, 1995) y me encantó. Con John Carpenter seguimos siendo amigos”. Después vinieron otros papeles, dirigió un film experimental y fue el joven John Connor en la versión televisiva de “The Sarah Connor Chronicles” y ahora el protagonista masculino de “Pesadilla…”. “Pero no soy el personaje de Johnny Depp, sino el de Nick Corri (seudónimo del actor Jsu Garcia), el que tenía los abdominales marcados, pero yo nada que ver”, se ríe. “Cuando me ofrecieron la película dije que no, porque no me gusta el cine de terror que se hace ahora. Yo soy más del terror psicológico, ese que te queda en la mente y en el corazón cuando se prenden las luces y te fuiste a tu casa. Para mí la mejor película de 2008 fue “Martyrs” (2008) y me encanta el cine de Michael Haneke como ¨Caché¨ (2005) o ¨Funny Games” (1997). Esas son verdaderas películas de terror, no el género ‘slasher’”.

¿Y entonces por qué elegiste “Pesadilla”?

“Una de las cosas que me atrajeron del proyecto fue la aproximación del director Samuel Bayer al mito de Freddy Krueger. Este tipo es un asesino de niños que fue quemado vivo en una caldera por los padres de los chicos muertos. La idea básica es terrorífica y Sam quería volver a eso, a la esencia de la historia. Cuando me entreviste con él le pedí de componer a mi personaje como un joven normal. Es decir, la escena que viste hoy: encuentra a su novia muerta y sale corriendo. Si fuera una película de terror normal vendría el corte y la acción sigue con el pibe corriendo para vengarse y yendo para adelante completamente olvidado de lo que le paso hace cinco minutos.  Acá nos tomamos el tiempo para el duelo. Para sentir la pérdida. Se murió una chica, eso es heavy. Tenemos que darle a la muerte de una persona la importancia que tiene.” Dekker, además, esboza su teoría de por qué el género de terror fue siempre tan popular. “Creo, y es mi opinión absolutamente personal, que la gente cuando ve una película de terror hace catarsis en el sentido que ve cosas horribles que le pasa a la gente en la película, pero no a ellos. Es como una forma de decir, ‘entonces no me va a pasar a mí. Me siento seguro’. Creo que pasa por ahí”.

“Más realista” es una frase que comparten todos los realizadores de la película. En un descanso y por fin, en un área con aire acondicionado los productores Andrew Form y Bradley Fuller  se sientan a charlar unos minutos.  Form y Fuller forman parte de la productora Platinum Dunes, propiedad de realizador Michael Bay y produjeron las ultimas remakes de alto perfil como “La Masacre de Texas” (The Texas Chainsaw Massacre, 2003), “The Amytiville Horror, 2005”, “Viernes 13” (Friday the 13th, 2009).  “También tenemos proyectos originales”, se ataja Form. “La Profecía del No Nacido” (The Unborn, 2009) es nuestra”.

Fuller responde la pregunta que se cae de madura. “Hacer “Pesadilla” es nuestro sueño de hace años. Freddy Krueger es uno de los villanos más famosos de la historia del cine y a diferencia de Jason o Leatherface tiene personalidad. No es un doble de riesgo vestido, sino un personaje tridimensional con una historia y un objetivo. A igual que Drácula, Frankenstein  o el Hombre Lobo Freddy es monstruo iconográfico que trasciende el tiempo. Nuestra intención no es continuar la saga de “Pesadilla” sino tomar la esencia y presentarla a una nueva generación de espectadores.  Esta película no está hecha para los fundamentalistas que no se imaginan a Robert Englund no interpretando a Freddy”.

Y hablando de Englund…

“No llamamos a Robert Englund por la simple razón  que esta película no es una secuela, sino algo nuevo. Y por eso empezamos de cero. Pero la iconografía esta: el guante, el sombrero, el pullover, hasta la chica que juega con la soga y canta la canción".

Form: “Ninguno de los creadores está relacionado con esta película. No es algo que dependa de nosotros. Somos contratados. Nos pagan para llevar adelante un proyecto y tratamos de llegar a buen puerto con el poco presupuesto que tenemos. No me gusta hablar de números, pero nuestras películas no cuestan lo mismo que las de Michael. Ojalá. Bueno, tampoco es la idea. Una de las razones que elegimos Chicago para filmar fue que nos ahorrábamos plata por los impuestos.

Patrick Lumb: “Filmamos cerca de acá en Barrington. La casa de Nancy y la calle Elm están ahí. Tuvimos unos problemas cuando buscamos una escuela secundaria. Todos los alumnos de cada escuela querían que usemos la suya,  pero cuando los padres se enteraban de que iba a tratar a la película se echaban para atrás”.

Es lógico. Uno de los decorados es “Aula” y hay tres versiones. La primera es la locación real. Y las otras dos están construidas en los estudios, una pegada a la otra. En una el aula esta quemada completamente. Las paredes negras, los libros chamuscados, el piso con hollín. “No es quemado de verdad, es carbón”, revela Patrick. Y la otra es el mismo decorado pero inundado con agua. “Es un sueño que tiene Nancy que pasa por diferentes realidades del mismo lugar.”

Otro de los decorados es la “Cueva de Freddy”  donde Krueger lleva a los niños. En las paredes de la falsa piedra hay dibujos de escolares. “Acá Freddy los deja un rato y les da hoja y lápices para que jueguen. Es perverso porque los mata”, cuenta Patrick. “A los productores les gusta tanto este decorado que están inventando escenas nuevas para mostrarlo más”.  El diseñador tiene razón. La cueva es un lugar oscuro, con un camino de barro iluminado por velas con raíces de plantas colgando del techo. 

El profesionalismo del hombre se  ve en una reproducción de un cuadro de Caravaggio que tiene en su oficina. “Hay una escena donde un chico muere y usamos la misma iluminación y la misma posición de los cuerpos del cuadro pero en lugar de la túnica le cae la sangre, pero en la misma disposición. Va a estar bueno”.

Patrick comenta sobre la estética: “La película no es desaturada como está de moda ahora. De hecho, yo la llamaría ‘realista’ en términos de iluminación. Salvo cuando la historia salta al mundo de los sueños y la luz es más extrema. Acá por ejemplo, y señala una ilustración del decorado de la caldera, la fotografía es verde, como decadente. Ciertas tomas están filmadas en una caldera real (a la que la agregamos más tuberías) y  algunas en estudio porque, bueno, a los dueños no les causaba gracia que anduviéramos explotando su propiedad”.

De  vuelta  a la filmación de Dekker corriendo, aparece un hombre cuarentón, pinta de camionero, jeans ajustados y musculosa negra al cuerpo. Tiene el pelo enrulado y grasoso. Es Samuel Bayer, el director.

La elección de los productores en contratar Bayer que viene del mundo del videoclip parece un cliché. Afamado realizador de videos de, en este caso Bjork y Metallica, hace su debut cinematográfico con una remake de una película de terror.

El productor Form explica: “A nosotros nos gusta dar oportunidades a nuevos realizadores, como alguna vez nos dieron a nosotros. Samuel es una persona creativa a que no tiene el mal hábito de filmar con cortes rápidos sino que su idea de la historia es hacer una película de terror en serio. Y otra razón es que por nuestros costos no podemos afrontar el pagar a directores que hayan filmado algo antes.”

Bayer: “Desde ‘El Caballero de la Noche’  las películas de superhéroes son más realistas. Yo hago lo mismo con “Pesadilla”. Esta película está enraizada en un mundo real, no fantasía. Jackie Earle Haley que interpreta a Freddy Krueger va a ser una revelación. Es algo completamente diferente, tenebroso, terrorífico. Es como Heath Ledger interpretando al Guasón”

Las pretensiones artísticas no se quedan en Christopher Nolan. Lumb, que es inglés, sabe de cine y sus influencias son eclécticas y digamos, sorprendentes, para una película de terror como es “Pesadilla”.

“Con Samuel estudiamos “Último Tango en Paris”  (Last Tango in Paris, 1974) de Bernardo Bertolucci. Especialmente como se mueve la cámara en el departamento a través de las diferentes habitaciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...